Los Mejores Tours en Buenos Aires

Whathsapp: +54911 53114700  -  Facebook  -  TOURS en BUENOS AIRES -   email:quehacerenbuenosaires@gmail.com 
City Tours Grupales y en Privado
- - - - - - - - - - - - - -


VIDEOS DEL ZOO LUJAN

Tigres Blancos ZOO LUJAN


Tour al ZOO de LUJAN


Cachorros en el ZOO


Dale manzanas a los Elefantes!




TOURS EN BUENOS AIRES

Tour del Tango con Pichuco


Mi Primer Clase de Tango

 
City Tours en Buenos Aires

City Tour Arquitectura Buenos Aires Argentina

Un tour para Arquitectos y amantes de las edificaciones, palacios e íconos arquitectónicos de Buenos Aires. Presentamos la evolución de la ciudad, el gusto especial por los remates y los símbolos de distinción de la clase pudiente así como la diversidad de estilos y la identidad de los barrios.

 

Buenos Aires es una ciudad ECLECTICA en cuanto a su arquitectura, cada edificación se basa generalmente en la combinación de formas y estilos en busca de un acabado a elección del cliente, arquitecto o artista. El eclecticismo no solo se aprecia en grandes edificios, sean públicos o privados, sino en edificios más pequeños, iglesias, teatros, bancos, inmobiliarias, cines, palacetes y hasta domicilios particulares. Sin duda la búsqueda de la belleza arquitectónica es la razón de esta herencia la misma que puede apreciarse tanto en la construcción como en la decoración, estamos rodeados de cúpulas, remates, molduras, relieves, semicolumnas, arcos, rejas, puertas y ventanas con estilo.

Podríamos hablar de la Arquitectura de Buenos Aires simplemente desde los estilos, las tendencias y sus máximas representaciones, o podemos describir a cada una ubicándola en el momento justo de la historia durante el desarrollo de la ciudad. Antes veamos un breve resúmen para darnos una idea general de la riqueza arquitectónica que han heredado los argentinos.



RESUMEN DE ESTILOS ARQUITECTONICOS EN BUENOS AIRES


La Arquitectura en la etapa COLONIAL casi desaparecida en la ciudad se caracterizó por lo simple y sin adornos, donde las alfombras contrastaron el blanco de sus paredes. Los estilos que aparecen luego en esta etapa son el Barroco y el Rococó.

- El Estilo BARROCO español, adaptado a las formas autóctonas rioplatenses. Las dos primeras construcciones son religiosas, las dos iglesias más antiguas de la ciudad: La Iglesia de San Ignacio de Loyola en la Manzana de las luces y la Iglesia Nuestra Señora del Pilar en Recoleta. De estas dos, la segunda conserva su estilo original barroco, que de San Ignacio, que es la primera, solo conserva de su construcción original una torre y la fachada. El Cabildo es por otro lado la primer construcción Civil Barroca junto al desaparecido Fuerte de Buenos Aires.

- El ROCOCÓ nace como reacción al barroco clásico y se caracteriza por la opulencia, la elegancia y el empleo de colores vivos que contrastan con la oscuridad del estilo barroco. El rococó representa al arte mundano, sin conexión con la religión. Trata temas de la vida diaria y no hace alegorías sociales o espirituales, se envanece de su superficialidad y de un arte frívolo, exclusivo de la aristocracia. Pone su atención en lo elegante, lo refinado y lo delicado.   El término “rococó” proviene de la palabra francesa “rocaille” (piedra) y “coquille” (concha), todos elementos de gran importancia en la ornamentación de interiores.  Este estilo rococó se puede ver en el Salón Dorado del porteño Teatro Colón, inspirado en salones del palacio de Versalles, en París, Francia.


La Arquitectura POST-COLONIAL representa el deseo de dejar atrás la historia de un pasado reciente producto del yugo español. Es una combinación superpuesta de varios estilos europeos no hispanos, los mismos que dan origen a la La Belle Époque. Los estilos que presentamos son:

El estilo NEOGOTICO o Gótico, que revive las formas medievales. Sus exponentes máximos son La iglesia de La Plata, la Iglesia de Lujan.  En Buenos Aires La Facultad de Ingeniería Sede Avenida Las Heras es la única construcción neogótica monumental de carácter no religioso en la ciudad.

El estilo NEOCLASICO inspirada en la arquitectura greco-romana es el que le otorga a Buenos Aires su caracter francés. Como testimonios de este estilo tenemos:  1. La Catedral Metropolitana de Buenos Aires. 2. El Banco de Nación, construído sobre el predio que ocupaba el demolido primer Teatro Colón. 3. La Catedral Anglicana Saint Jean-Baptiste en 25 de Mayo 276. Hay mucho neoclásico en la ciudad, las mismas que se pueden ver por casi todas partes, en sedes de organismos públicos, escuelas, hospitales y bancos. Otros ejemplos famosos de neoclasicismo son: 4. El Palacio del Gobernador de la Ciudad. 5. El Teatro Colón.  6. Las Galerías Pacífico. 7. La Casa Rosada y 8. El Congreso Nacional y su cúpula verde.

El ART NOVEAU es un estilo reconocible por su caracter ornamental, inspirado en las curvas de la flor, como se ve por ejemplo en en Palacio Barolo.

El estilo ART DECO caracterizado por su arquitectura simple y rectilínea como lo muestra el Edificio Kavanagh.

La Arquitectura Moderna, que se enfoca en edificios pensando en su funcionalidad más que en la ornamentación, con materiales modernos, como concreto, vigas metálicas y cristal, para dar mayor resistencia y sensación de amplitud mediante grandes ventanales que permitan el paso de la luz. Estas construcciones, si bien permiten una comodidad y pueden tener estilos y formas artísticas, se enfocan más a una funcionalidad para la cual fueron construidos. Puerto Madero y la anterior zona de edificios transnacionales como IBM, Sheraton, Microsoft, entre otros conformen el mayor ejemplar de este tipo de construcciones.



HISTORIA Y DESARROLLO DE LOS ESTILOS ARQUITECTONICOS EN BUENOS AIRES


PRIMERA ETAPA ARQUITECTONICA (Colonial)


La Arquitectura Argentina comienza con la llegada de los europeos en el siglo 16, en los inicios de la colonización española, quedando poco o casi nada las construcciones de los indígenas auténticos y nativos del territorio, excepto vestigios que brevemente dejaron los invasores quechuas del Tahuantisuyo procedentes del Perú (ver). En el siglo 18 ciudades importantes como Córdoba, Salta, Mendoza, y Buenos Aires alcanzan su esplendor colonial. Estas sin embargo solo conservan una pequeña parte de esa histórica arquitectura española, debido al crecimiento urbano y a la posterior influencia "italo-francesa".

Para la época de la Revolución de Mayo el trazado urbano era de estilo Colonial, similar a el resto de ciudades fundadas en america por el imperio español, aunque sin el esplendor de Lima o Ciudad de México, capitales del Virreynato y ricas en metales preciosos. La ciudad se trazó por lo tanto en un plano cuadrícular alrededor de la Plaza Central o Plaza Mayor, actual Plaza de Mayo, rodeada además por edificios públicos y religiosos, algunos de los cuales son el fuerte, la catedral y el cabildo, según las Leyes de Indias, legislación promulgada por los monarcas españoles para regular la vida social, política y económica entre los pobladores de la parte americana de la Monarquía Hispánica.


Construcciones Civiles

Algunas “mansiones coloniales” de familias adineradas en pleno microcentro o casco histórico, cerca de las Plazas Mayores, tenían más de una planta de elevación (y por eso eran llamadas altos) y un patio con aljibe rodeado de brocal. En lo demás casi la única vivienda familiar común era el rancho con techo de paja (o como mucho lujo, con tejas musleras, techo a dos aguas, casi siempre construido con adobes, paredes con pocos vanos, por ejemplo pocas ventanas) sin vidrios en las pocas ventanas y frecuentemente con un aljibe o “balde” o “jagüel” simple casi siempre sin brocal o con un brocal muy rudimentario.

Debido a que muchos propietarios del 1er tercio del siglo XVIII construían sus viviendas sin ningún tipo de regularización, ocasionando problemas y demoras en el progreso edilicio de Buenos Aires, es que en 1784 se hace obligatorio el pedido de licencias y presentación de planos para las construcciones civiles difundiéndose la necesidad de contar con arquitectos. Es aquí cuando Buenos Aires va perdiendo la fisonomía de pequeña aldea para adquirir el rango de ciudad.

Con relación a las técnicas constructivas (sobre todo porque contradice una linea de opinión mayoritaria que creía que en el sigo XVIII el ladrillo era practicamente dominante) se demuestra el uso del adobe o "tierra amasada o apisonada" en la construcción de edificios, incluso en casa de la élite porteña, como la de la Virreina Vieja.

Se ha determinado además, a partir del estudio de los inventarios y tasaciones de la época,, que la arquitectura civil no solo era barroca sin también andaluz.

Las Casas más famosas de esta época son las Casas de 3 Patios y podemos encontrar aun hasta el día de hoy tres tipos de construcciones que se originan desde aquellas épocas.


Casas de Familias de 3 Patios

Casa de Mitre, hoy Museo Mitre, en San Martin 336, una casa típica de patios, construita por andaluces, de donde se importaron los materiales copiando el estilo romano. Esta casa era la típica de 3 patios, cada uno de ellos ventilaba distintos secciones de una casa, la entrada, las habitaciones y los servicios.


Casa Chorizo de 3 Patios

De tres patios, destinada a viviendas multifamiliares o para alquiler, su tercer patio tenia huerta y adelante un saguán.


Convetillos de 3 Patios

Surgen por la imparable llegada de inmigrantes a la ciudad. Los constructores idearon una solución muy sencilla para la gran demananda de vivienda. Eran Casas inmensas de decenas de habitaciones donde vivian inmigrantes de diversos origenes e idiomas. Uno vigente que se encuentra en Palermo de 1900m2 alberga hoy a 16 familias. En la Boca se imitó este modelo pero con material precario, de chapa y madera. Se dicen que sus colores múltiples y vivos era porque se aprovechaba la pitura sobrante de los barcos.





El Estilo Barroco

Poco queda de esa ciudad con arquitectura simple y sin adornos, de construcciones muy homogéneas donde sólo las alfombras brindaban algo de color ya que los azulejos aún no existían aún en Buenos Aires. Nuestra selección para una muestra acabada de estilo incluye un estilo barroco simple y sencillo apreciado en:

1. La Manzana de las Luces (arquitectura religiosa)
2. El Cabildo de Buenos Aires (la arquitectura civil fue también austera)

En una primer fotografía el original Cabildo porteño de Buenos Aires, tomada en 1852, todavía se ven el reloj español de 1763, el Escudo Nacional en la fachada,  y las cuatro arcadas que luego fueron demolidas. Un barroco más elaborado se puede encontrar en:

3. La Iglesia de San Ignacio o "Templo de las Luces",
4. La Basílica de Nuestra Señora del Pilar en Recoleta, y
5. El Museo de Arte Hispanoamericano Fernández Blanco en Suipacha 1422, entre otros


La que si constituye la edificación más colonial de Buenos Aires, no solo por su diseño , sino por ser la que menos o nnguna modificación ha sufrido, incluso en sus dimensiones, es:

6. La Santa Casa de Ejercicios Espirituales San Ignacio de Loyola

Ubicada en la avenida Independencia al 1100 ocupa casi toda la manzana y, afortunadamente, se salvó de la remodelación que sufriera la ciudad por lo cual y curiosamente a esa altura (1100 de la Av. Independencia) la avenida se angosta por espacio de unos 100 metros.





Inicios, Auge y Ocaso de la Arquitectura Colonial

Aunque tradicionalmente los investigadores y la historiografía toman como periodo colonial el tiempo delimitado entre la segunda fundacion de Buenos Aires en 1580, y 1810, momento de la devinculación con España, este límite se extiende hasta el periodo post independentista, ya que a partir de 1821, con Bernardino Rivadavia en el gobierno, comienzan las primeras medidas para la etapa de modernización y europeización de la ciudad, alejandola para siempre del esquema colonial.

El arte colonial había sido poco preciado y con escaso valor para la ciudadanía y los historiadores, pues solo traía a la memoria los recuerdos amargos de la vinculación como colonia a la corona española. Es así que a partir de la Revolución de Mayo de 1810 y la posterior independencia en 1816, se comienza a gestar un cierto sentimiento de desprecio hacia el arte y la arquitectura criolla, al asociarse, equiovocadamente, el arte colonial con el yugo español.

Es en esta década cuando comienzan los primeros cambios primero en la infraestructura y luego en la arquitectura en general. Buenos Aires gira su mirada hacia París dejando atrás la estética de la arquitectura criolla.

Sumados al primer presidente Rivadavia como gestor de estos cambios urbanísticos y arquitectónicos, los liberales de la época, en su afán por promover ideas regeneradoras para el país, se apoyaron en modelos europeos, borrando todo indicio colonial. En 1830 se sumó también el proceso inmigratorio en la Argentina, que creció imparable hasta mediados del siglo XX. Todo ello explica ese querencia hacia Europa y que existe incluso hoy en la ciudad y sus habitantes.


Edificaciones Coloniales desaparecidas

Otros importantes edificios del tiempo de la colonia española también fueron demolidos. Tenemos entre ellos el adusto y sencillo Fuerte de Buenos Aires, la interesante Recova de Buenos Aires y el "antiguo" Teatro Colón.
 

Joyas hispanoaméricanas entre tanto estilo francés e italianizante
 
Si bien la Argentina nació como colonia,  el tema de su identidad cultural ha sido conflictiva. Como contraste al fuerte gusto por lo francés, en la década de 1910 e impulsado por figuras del mundo literario y cultural, uno de los propulsores académicos más importantes de la revalorización de las raíces hispanoamericanas inauguró en 1922 su casa de estilo neocolonial. La casa de Martín Noel, la misma que es hoy el Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco visto anteriormente.


El Ocaso y los inicios de la influencia europea, no hispana
 
Aunque muchos crean que el enorme caserón o palacio de Juan Manuel de Rosas, en la entonces estancia de San Benito de Palermo, era de estilo colonial, en realidad ya evidenciaba con líneas severas y simples el influjo de la arquitectura italiana. Esta se encontraba donde hoy se levanta el "Monumento a los Españoles" curiosamente construido bajo ordenes de Sarmiento.




SEGUNDA ETAPA ARQUITECTONICA (La Belle Époque)

Cómo es que Buenos Aires se convierte en la joya arquitectónica de la Argentina? cómo, cuándo y porqué?. 

Buenos Aires inicia su crecimiento acelerado durante las ultimas decadas del sigo 19 con el impulso de la inmigración europea. Su arquitectura ecléctica es el resultado de este acelerado crecimiento urbano de gustos variados y superposición de estilos.

El buen pasar de la Argentina en tiempos de guerras en Europa produjo una gran inmigración de capitales, arquitectos y artistas. Los nuevos ricos argentinos producto del auge del campo y la clase aristocrática ávida de lujo y distinción encargaron construcciones tendientes a convertir la ciudad en la más parisina de Sudamérica. Buenos Aires por no haber sido bombardeada como el resto de Europa posee aún hoy un gran desarrollo con edificios cumbre de supervivencia mayor.

Durante cinco décadas Buenos Aires fue la residencia de la aristocracia más rica del mundo, que repartía su tiempo entre enormes extensiones de tierra en el campo argentino, Europa y el sueño de convertir a Buenos Aires en París, donde vivían prácticamente la mitad del año. Deseo, Dinero y Diligencia hicieron el milagro aquí en el Sur. Cortes de arquitectos, escultores y paisajistas, encontraron ingentes cantidades de dinero y ESPACIO para hacer obras monumentales, Palacios para el Gobierno (Casa Rosada, Congreso), Palacios para los ciudadanos ilustres (Palacio Paz), Palacios para los muertos ilustres (Cementerio de la Recoleta).

Tres grandes estilos dominan las calles de Buenos Aires: el neoclásico, el art noveau y el art decó.


Entre la Revolución de Mayo y el Centenario de la Independencia fue explosivo el crecimiento, pasando de 45,000 a 1,300,000 habitantes.  El 30 % inmigrantes.
En 1880 Buenos Aires es declarada Capital de la República, iniciandose la construccion de edificios publicos de la nueva administracion federal. La clase dominante encarga los diseños a imagen y semejanza europea. Se importaron arquitectos, artistas, materiales  y estilos. Los estilos fueron varios predominando el academicismo frances, con algunas inlfuencias italianas y neoclásicas, típicamente ecléctico.

Casa Rosada, Eclecticismo
Congreso de la Nación, estilo Ecléctico
Palacio de Aguas Corrientes: estilo Segundo Imperio Eclecticismo

El auge del campo, la produccion y la venta a Europa trajo consolido a a un minoritaria pero poderosa burguesia,   que inicia la construccion de los palacetes. Este auge se extiende hasta 1920 donde las construcciones serían de estilo neoclasico, ecléctico  o academicista frances

La Crisis mundial de fines de los 20 e inicios de 1930 detiene este crecimiento. Muchos ricos dejan de vivir en estos palacios por su alto costo de mantenimiento y se mudan a los nuevos departamentos de la nueva zona de barrio norte.

Palacio Errázuriz Alvear, estilo Eclecticismo francés
Palacio Paz, estilo Eclecticismo francés
Palacio Anchorena, o Palacio San Martin, estilo Escuela de Bellas Artes  
Palacio Barolo, estilo Eclectico
Edificio La Inmobiliaria, estilo renacentista
Hotel Castelar, estilo Eclecticismo
Confiteria del Molino, Art Noveau
Hotel Chile, Art Noveau




Arquitectura Neoclásica

El Neoclásico es un estilo que invita a pensar en los templos griegos: columnas, cúpulas, ventanas y puertas con arcos, frontones triangulares y planos que subrayan las jerarquías del espacio. La arquitectura neoclásica trata de invocar tanto el idealismo como la autoridad de los edificios clásicos griegos y romanos.

Este estilo surge en Francia a mediados del sigo 18 imponiéndose sobre el  barroco y el rococó y llega a la Argentiná casi simultáneamente con la difusión en Europa.. El Neoclásico usa las antiguas formas grecolatinas y se caracteriza por la simplificación y sobriedad arquitectónica, buscando imponer otro estilo de belleza e impacto. Columnas que reposan sobre pedestales para dar mayor altura y elegancia, frentes de proporciones armoniosas, la rectilínea reemplaza a las líneas curvas. La simetría y la rigurosidad de la geometría se respetan y generalizan. Como estilos elegidos podremos apreciar:  

1. La Catedral Metropolitana de Buenos Aires
2. El Banco de Nación, construído sobre el predio que ocupaba el demolido primer Teatro Colón
3. La Catedral Anglicana Saint Jean-Baptiste en 25 de Mayo 276


Es difícil pasar por alto la arquitectura neoclásica o neorenacentista de Buenos Aires las mismas que se pueden ver por casi todas partes, en sedes de organismos públicos, escuelas, hospitales y bancos. Otros ejemplos famosos de neoclasicismo son:

4. El Congreso Nacional y su cúpula verde
5. El Palacio del Gobernador de la ciudad
6. El Teatro Colón
7. Las Galerías Pacífico

En los barrios, las versiones populares de la arquitectura neoclásica que se ven en casas, tiendas y cafetines son a menudo una mezcla del estilo "italianizante" clásico y el "academicista" francés que hizo famoso la Academia de Bellas Artes de París. También se pueden ver edificios al estilo de los templos griegos, con elaboradas esculturas de dioses e intrincados detalles de coronas y laureles. No faltan tampoco las icónicas ventanas francesas, las puertas con arcos y frontispicios, y los edificios con escaleras y entradas grandiosas.

Muchas casas neoclásicas están situadas en esquinas a las que se les ha cortado el vértice y se llaman popularmente "ochavas", por su forma octogonal. De este modo, se logra subrayar visualmente la importancia de la "entrada noble" de los edificios. Si bien la arquitectura neoclásica está por todas partes, en el barrio de Recoleta abunda especialmente. Si uno se abstrae, puede imaginarse que está en París.


Arquitectura Art Noveau

El art noveau fue el estilo que definió el inicio del siglo XX en la mayor parte de las ciudades del mundo: Art Nouveau, en Francia y Bélgica; Tiffany, en Estados Unidos; Jugendstil, en Alemania; Sezessionstil, en Austria, o el Modernismo catalán en España.

Los edificios art noveau se caracterizan por sus líneas curvas naturales y disposición asimétrica. Figuras femeninas, flores, plantas y animales destacan sobre sus fachadas. Estéticamente, el estilo rechazaba las rígidas formas que dominaron la arquitectura clásica y propugnaba una vuelta a la naturaleza. Este estilo, con una fuerte raíz en los oficios artesanales y que pretendía acercar el arte a las masas, se puede ver en toda una serie de edificios emblemáticos de Buenos Aires.

Algunos ejemplos famosos del art noveau porteño son:

1. El Palacio Barolo, inspirado en la cosmología de la "Divina Comedia" de Dante
2. La confitería El Molino
3. El Palacio de los Lirios y, justo al lado, un edificio en cuya fachada se lee "No hay sueños imposibles"


El Art Decó debutó en Francia en 1925, e hizo furor durante la Gran Depresión y la década de 1940. El estilo resaltaba las formas geométricas y las líneas duras inspiradas por los descubrimientos arqueológicos de la época en Egipto, Siria y el continente americano. Destacados ejemplos art decó en Buenos Aires incluyen:

1. El edificio Kavanagh, el rascacielos más alto de América del Sur en sus días
2. El Mercado de Abasto, viejo mercado de frutas y verduras (hoy un centro comercial)

El art decó aparece entremezclado con otros estilos en gran parte de la ciudad. Tan solo hay que mirar hacia arriba y buscar las formas geométricas y las líneas duras en las fachadas de los edificios para reconocerlo.




Arquitectura Moderna

Teatro Opera, estilo Art Decó
Edificio Kacanagh, estilo Art Decó, el más alto de Sudamérica imitanto los rascacielos neoyorquinos y tiene la particularidad de que todos los departamentos son diferentes entre si.
Teatro San Martin, estilo internacional


EL Brutalismo de los años 50 y 60, se caracteriza por ubicar la estructura de hormigón por fuera del edificio dejandola al descubierto, Biblioteca Nacional.

Propiedad Horizontal de los 50. Antes los edificios tenian un solo dueño. Aparecen los Monoblocks


Aunque ya hace algunas decadas el crecimiento de la población se mantiene estable, la urbanizacion de la misma ha continuado, uno de los ultimos ejemplos es Puerto Madero. Aparecen las Torres, la Tecnología, sin estilo en particular, lo que importa es el valor de la propiedad o m2.




***********************************************************************
Anexos:

Pueden hallarse algunas construcciones precolombinas en el Noroeste, entre las cuales destacan: Tastil, el Pucará de Tilcara, el Shincal, las ruinas de Tolombón y de la antigua Quilmes, en los Valles Calchaquíes (no confundir con la populosa ciudad de Quilmes bonaerense), en general casi todas las edificaciones precolombinas más elaboradas son o han sido básicas: pequeños edificios construidos con adobes (hoy casi todos desaparecidos por la acción del tiempo, como ocurre en Palo Blanco) o lajas de piedra dispuestas en hiladas imbrincadas sin argamasa ni revoque ni ningún exornado permanente, con una reducida puerta de acceso y cubiertas con techos de paja. Una pequeña variante de esta arquitectura precolombina fueron las pocas viviendas colectivas semisubterráneas construidas por los henia-kamiare o comechingones en las zonas más frías de las Sierras de Córdoba y San Luis.

 

Consúltenos escribiendo a: quehacerenbuenosaires@gmail.com

 
 

Como dijera un porteño alguna vez: "Buenos Aires parece grande, pero no lo es"

Turismo en Buenos Aires Argentina
quehacerenbuenosaires@gmail.com - www.whattodobuenosaires.com 
Consulta Rápida; ARGENTINA: +54911 53114700   PERU: +51 987 809 453  CHILE: próximamente

 
NUEVO SITIO WEB GALERIA JARDIN COMPUTACION DIGITALTECH ONLINE